Tips y trucos

Poner o no poner barras estabilizadoras, esa es la cuestión

Llevaba unas semanas pensando en colocarle barras estabilizadoras a mi auto. Las había visto en autos deportivos y había buscado superficialmente acerca de ellas pero hasta haber encontrado un kit que me llamó mucho la atención en Autoemotion me animé a hacerlo. Es justo admitir que lo hice más por curiosidad que otra cosa. Debido a su poca presencia en el mercado mexicano tocó esperar cerca de dos meses para que llegara el kit y poder probar sus efectos (asumiendo que quizá se trataría de un gasto innecesario). Ahora, después de unos días de tenerla y estar probándola es que me siento capaz de poder escribir este post y además de poder compartir si sirvió o no haberlas puesto. Así que comencemos por lo primero.

¿Qué son las barras estabilizadoras?

Se trata de un accesorio que sirve de soporte adicional al chasis de tu auto para que como su nombre lo indica le permita a la unidad una mayor estabilidad al momento de entrar a curvas. Desde fábrica, el chasis y la suspensión del auto están diseñados para darle cierta inclinación al auto en una curva, está inclinación puede ser muy leve o pronunciada basándose en el ángulo de curva y la velocidad del auto, resultando en algo así.

De seguro te ha tocado que al estar al volante o como pasajero en carretera tomes una curva y sientas el efecto de estar en un juego mecánico. Si eres observador te darás cuenta que siempre serás empujado hacia el lado externo de la curva y así como te pasa a ti, pasa con el chasis y la suspensión del vehículo. Esto es simplemente una consecuencia del movimiento del auto y su intento de acoplarse a la fuerza de resistencia generada por el movimiento en la curva, entre mayor sea la velocidad al entrar y tomarla mayor será el efecto de empuje.

El objetivo de una barra estabilizadora o mejor dicho, un kit de barras (porque realmente se trata de varias piezas) es balancear el peso del auto distribuyendo dicha energía en ambos lados minimizando no solo esa sensación de empuje sino también los efectos derivados de ello como un posible derrape del auto. Esto permite al conductor generar mejor estabilidad y al auto tener un agarre entre las cuatro llantas mucho mejor simplemente al impedir que el peso recaiga en gran parte sobre un lado.

De esta manera, tanto en carretera o en pista, al correr, una barra de estabilización genera mucha seguridad al conductor para tomar curvas generando estabilidad, sus efectos se notan de manera gradual basándose en dos factores, el ángulo de la curva y la velocidad, con un ángulo menor y una velocidad mayor los efectos se sentirán mucho más. Con todo esto en consideración puedo pasar a la siguiente pregunta.

¿Me conviene ponerle una barra de estabilización a mi auto o no?

Responder esta pregunta es muy fácil ahora.

Si me conviene cuando:

  • Si permaneces mucho tiempo en carretera.
  • Si tiendes a tomar curvas con una velocidad mayor al promedio.
  • Definitivamente si vas a track days.

No me conviene cuando:

  • Usas tu auto mayormente en ciudad.
  • Manejas de forma cautelosa o no acostumbras velocidades altas.
  • Tu vehículo requiere reparaciones constantes (puede volverse un accesorio muy molesto de quitar y poner constantemente).
  • Quieres un accesorio que solo haga lucir a tu automovil más deportivo (no es un accesorio que sea visible).
  • Tu auto es bajo en la distancia con el asfalto, si tienes problemas al pasar un tope tendrás un dolor de cabeza con esto.

Una consideración de gran importancia es que la barra de estabilización por si sola no puede hacer una gran diferencia si no cuenta con una suspensión buena. Si tu auto tiene un gran desgaste con en su sistema de suspensión entonces tendrás garantizado que solo tirarás tu dinero. Ambos sistemas funcionan en conjunto. De la misma manera, si cuentas con un sistema de suspensión de calidad, las barras estabilizadoras son el complemento perfecto.

¿Cuánta ventaja obtengo con un kit de estabilización?

Durante la semana que he estado manejando con ellas encontré un lugar muy despejado en donde hay una curva muy cerrada y de 180 grados.

Esta curva sin barras la puedo tomar en su mayor velocidad a 55 km/h sintiendo una buena fuerza de desplazamiento y un ligero derrape en los neumáticos traseros. Con el kit he podido incrementar la velocidad a llegar a sentir exactamente el mismo efecto pero con 85 km/h, si calculamos esto con una simple regla de tres, el aumento es de un 54%.

Conclusión

No se trata del más barato de los accesorios que puedes ponerle a tu auto. Con un costo rondando los 300 dólares hay muchas otras cosas por poner antes que esto y muy importante, al igual que un alerón o varios accesorios más, su funcionamiento se reflejará en velocidades altas y preferentemente en pista. Así que no debería tratarse de tu primera opción si quieres solo ponerle cosas deportivas a tu auto.

Algo que no mencioné y que es básico a considerar es que si ya tomaste la decisión de colocar una barra de estabilización entonces busca que se trate de un kit diseñado para tu auto y búscalo en lugares con experiencia. Si colocas barras genéricas o con un material inadecuado los efectos podrían ser nulos o incluso adversos así que evalúalo con mucho cuidado, como siempre en los accesorios para auto, la baja calidad de una pieza puede resultar en un problema fuerte.

Cuéntame en los comentarios que opinas. ¿Te interesa poner un kit de estabilización en tu auto?

2 comentarios en “Poner o no poner barras estabilizadoras, esa es la cuestión

  1. Buenísimo el artículo, Gracias por explicar tan detalladamente la función de las barras , el punto de si manejas la mayor parte del trayecto es lo que me está animando a ver la opción de ponerle las barras a mi 208

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *