TechnologyTips y trucos

¿Qué es el OBD? Y como usarlo a tu favor

Uno de los términos qué más han trascendido fuera de los circulos de los fanáticos de los autos es el término OBD. Este término ha ido más allá por el simple hecho de que muchos usuarios promedio saben que por ahí se puede diagnosticar a un auto y ahora verificar en ciertas zonas. Y también he visto que muchos entusiastas de la tecnología lo han usado para hacer grandes pruebas de concepto, muchas de ellas abiertas a todo nivel de entusiastas. Cualquiera que sea tu caso, en este artículo pretendo explicar qué es lo que hace este puerto, como usarlo y sus importantes consideraciones.

¿Qué es el puerto OBD?

Las siglas vienen de On Board Diagnostics, en palabras mas comprensibles, es el puerto que establece comunicación directa con la computadora del auto o ECU (Engine Control Unit). La idea se gestó desde los ochenta pero fue hasta 2004 que se estandarizó y el resultado fue tan bueno que resultó en una segunda generación, ahora, el puerto OBD-II es el que se encuentra como el más común. Ya hay una tercera generación pero debido a la efectividad de los actuales se ha retrasado su uso.

¿Qué puedo hacer con este puerto?

Es fácil, realmente no tienes que hacer nada. Pero sabemos que no estás aquí para eso así que evaluemos las tres cosas más importantes que puedes hacer.

Verificar tu auto

En México, la verificación se ha hecho tradicionalmente midiendo los niveles de emisión que el auto tiene por medio de su escape.

Esto funcionó por mucho tiempo hasta que Volkswagen demostró con su famoso Dieselgate que por medio de software sería fácil pasar esta prueba con menos emisiones que una bicicleta. Si el software era quien podía brincar esta prueba, entonces sería el mismo software quien ofrecería la solución. Ahora, en algunos verificentros se coloca un lector OBD y es por medio de la computadora del auto que se puede extraer la información de emisión del auto haciendo de este método una solución que no tiene manera de ser burlada para obtener la información real del automóvil.

Imagen propiedad de La razón

Así que si tu auto es un modelo del 2004 o más reciente, es probable que este sea el método de verificación de tu auto.

Diagnosticar tu auto

Nadie puede discutir que la tecnología avanza y dando grandes pasos con respecto a cualquier industria. En el caso de la automotriz, poco a poco los autos han dejado de ser máquinas meramente mecánicas a ser prácticamente computadoras con llantas. En modelos cada vez más recientes los talleres mecánicos no comienzan viendo, escuchando o sintiendo las vibraciones de un motor. Lo que hacen es conectar un escáner de diagnótico y aquí hay una variedad enorme de marcas y opciones para poder hacerlo. Por medio del diagnóstico digital el auto puede arrojar mucha más información de la que el mecánico puede percibir lo que le permite tener un mejor panorama de los padecimientos del auto.

Un punto muy importante aquí es que este tipo de diágnóstico no puede ser hecho por lectores genéricos comprados en línea o en tiendas de autos. Los lectores de diagnóstico profesionales serán los únicos que pueden diagnosticar al auto correctamente. Los genéricos pueden ser una buena guía y avisarte de los errores pero no deben ser objeto de referencia final. Así que no te confíes, lo mejor es siempre apoyarte en los profesionales y no solo cuando el auto presente una falla, puedes hacerlo regularmente para saber como se desempeña tu auto de manera regular.

¡Tener mucha diversión!

Y es aquí donde viene lo mejor. Un lector de OBD para verificar o para diagnosticar suena aburrido y monótono ¿no es así? Bueno, gracias a este puerto puedes hacer maravillas con tu auto, aunque esta tecnología fue diseñada específicamente para medir los índices de emisión de contaminantes, al tratarse de un puerto, la comunicación es bidireccional así que puedes también hacer algunos cambios. Hasta hace unas generaciones las mejoras que le podías hacer a un auto para hacerlo correr era poner accesorios como los headers, filtros de alto flujo, modificar el arbol de levas, los pistones y un largo etcétera. Todos cambios mecánicos. Resulta que ahora si haces todos estos cambios mecánicos, el auto recibirá una mejora pero será mínima porque digamos que la computadora no tiene la capacidad de trabajar con estos nuevos componentes y para solucionar esto aparecen las famosas reprogramaciones o simplemente repros en donde un especialista evalua los nuevos componentes del auto y con un “mapa de motor” es capaz de reajustar los valores de la ECU para darle una mayor efectividad al auto. Este tipo de modificaciones pueden darle una potencia inesperada al auto pero recuerda, no todo lo que brilla es oro. Hacer estas mejoras sin cuidado esperando sacar el máximo del motor reducirá su vida activa, es decir, entre más potencia le quieras sacar al motor por este medio menor será su vida activa, velo así, no es lo mismo pasar todo el tiempo caminando que hacer todas tus actividades corriendo así que aquí debes poner en balance las mejoras a tu auto pero cuidando mucho no sobrepasarte, al fin, por algo es que los autos salen de fábrica contenidos, de esta manera los fabricantes pueden garantizar una vida larga en los motores. Así que si vas a pasar por este proceso mi recomendación es simple, involúcrate en el proceso para saber a la perfección lo que le están haciendo a tu auto, de lo contrario quizá solo estarás garantizando la compra de un nuevo motor en unos meses.

Por otro lado, comprar un lector OBD genérico puede resultar en algo divertido. Hay como 1500 aplicaciones en las tiendas de aplicaciones que puedes descargar (o comprar) y te darán un montón de información de tu auto.

Mi top 3 de las aplicaciones que he usado es:

Torque Pro (si, nada bueno en esta vida es gratis).

OBDclick

Tablero de mandos

Con estas aplicaciones puedes hacer muchas cosas comenzando con la visualización de mucha información de tu auto. La telemetría obtenida por las aplicaciones dependerá muchísimo de cada marca, vehículo y modelo. Cada auto desplegará información más o menos completa dependiendo de todo esto. Como sea, es seguro que obtendrás cosas como las revoluciones, temperatura y refrigerante. Si tu ECU es más avanzada, podrás ver la velocidad puesta al momento en el auto, temperatura del aire que ingresa y muchas cosas más. Lo único que necesitas además de la aplicación es un lector OBD y aquí hay dos grandes variables, los que se conectan vía Bluetooth y los que se conectan vía Wifi.

En sitios de venta en línea puedes encontrarlos fácilmente, el modelo del dispositivo es esencialmente indiferente.

Una de las cosas más divertidas que he hecho es que el estereo de mi auto tiene Android así que pude instalar ahí la aplicación de Torque, enlacé el OBD que compré con el estéreo y encontré un plugin para la aplicación que me permite poner la pantalla de mi estéreo en modo deportivo. El resultado es el siguiente.

He visto un montón de proyectos e ideas con esto, dispositivos GPS que mantienen un rastreo constante del auto. Dispositivos que permiten que el auto se vuelva un punto de acceso para WiFi. Aplicaciones que simulan un tablero deportivo y envían toda la información a máquinas remotas. ¡Las opciones son enormes!

Bueno, espero que con este artículo que parece que se extendió mucho más de lo que pensaba te haya podido dar una buena guía de todo lo que puedes hacer con este mágnifico periférico, sepas como aprovecharlo a tu favor y puedas sacarle más provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *